1Tirá

Tirá todo lo que te podría provocar deseos de fumar. Esto incluye:

  • Cigarrillos almacenados.
  • Ceniceros.
  • Encendedores, fósforos y cigarrillos.
  • Fotos tuyas en las que estés fumando.

2Limpiá

Eliminá cualquier rastro de olor a humo y cualquier cosa que te haga acordar a tu hábito de fumar.

  • Limpiá las telas que tengan olor a humo, entre ellas, las cortinas, la ropa, las alfombras, los tapetes, la tapicería, las fundas, las mantas, las pantallas de lámparas y las toallas.
  • Cambiá tu almohada.
  • Limpiá todas las superficies duras: muebles, paredes, ventanas, espejos y lámparas.
  • Abrí las ventanas todo el tiempo que puedas para que circule aire fresco.

3Guardá

Armá un stock de cosas que necesites para superar el deseo de fumar, por ejemplo:

  • Una mezcla de colaciones sanas que te ayuden a tener la boca ocupada y que no necesiten refrigeración, como una barra de granola, chicles sin azúcar, caramelos duros, pochoclos de bajas calorías o nueces.
  • Chicles o pastillas de reemplazo de nicotina.
  • Rompecabezas o juegos.
  • Libros y revistas que te guste leer.

4Cambiá las rutinas

Hacé cambios menores para que te sea más difícil fumar. Por ejemplo:

  • Reorganizá o eliminá cualquier espacio que antes utilizabas para fumar.
  • Creá un nuevo espacio personal en un lugar aireado de tu casa.
  • Decorá con cosas optimistas, motivantes, como fotos de tus seres queridos y frases.
  • Convertí tu casa en una zona libre de humo. ¬°Eso significa que nadie puede fumar!

Puede que también te interese ver:

Cómo comer cuando estás dejando

Cómo comer cuando estás dejando

Cómo controlar las ganas de fumar recurriendo a estas opciones de alimentos saludables.

Ver más >
Prepará el auto

Prepará el auto

Te damos un dato sobre el hábito de fumar: fumar al manejar aumenta el riesgo de accidentes de tránsito.

Ver más >
Tu pareja todavía fuma

Tu pareja todavía fuma

Cuando alguien cercano fuma se hace más difícil dejar. Pero existen estrategias que te van a ayudar.

Ver más >